Componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, sorprendieron a dos varones de 36 y 54 años, naturales de Paquistán y residentes en Cantabria, haciendo uso de dispositivos de intercomunicación no autorizados durante la realización de las pruebas para la obtención del permiso de conducir.

 

La Guardia Civil y la Jefatura Provincial de Tráfico de Cantabria, realizan inspecciones regulares en las pruebas teóricas para la obtención del permiso de conducir. En estas actuaciones, entre otras intervenciones, se comprueba la legalidad de los documentos de identificación de los aspirantes y si realmente les corresponden, además de que no se usen dispositivos de intercomunicación.

 

De esta forma, el pasado 1 de diciembre, Guardias Civiles pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) detectaron a dos personas que les infundieron sospechas durante la realización del examen.

 

Finalizada la prueba, los agentes procedieron a su identificación, comprobando que entre sus ropas llevaban ocultos medios de comunicación con el exterior, tales como teléfonos móviles y auriculares conectados.

 

 

Una vez intervenidos los medios técnicos utilizados, estas dos personas fueron denunciadas por hacer uso de dispositivos de intercomunicación no autorizados en pruebas de obtención de permisos, ascendiendo la denuncia a 500 €. Igualmente no podrán presentarse de nuevo a las pruebas de obtención del permiso de conducir en el plazo de 6 meses.