Mikel Ibergallartu Mendez y Enara Oronoz Mateo se proclamaron hoy vencedores del 32 Triatlón Blanco Reinosa- Alto Campoo en las categorías de absoluto masculino y femenino.

 

Ibergallartu (con un tiempo de 01:35:15), se proclamó, además, campeón de Euskadi de Triatlón de Invierno, ya que en la prueba organizada por el Ayuntamiento de la capital campurriana y la Federación Cántabra de Triatlón se disputaron, además, los cetros autonómicos de la especialidad de Cantabria, Asturias, Castilla y León y el mencionado del País Vasco.

 

Ibergallartu dominó tanto en la carrera a pie como en el segmento de bicicleta y en el circuito de esquí, cuya meta cruzó seguido del reinosano Carlos Nieto (01:39:51), campeón, por lo tanto, de Cantabria de Triatlón de Invierno, y el veterano Juan Tenorio Rupérez.

 

En cuanto a los campeonatos de Asturias y Castilla y León, estos correspondieron a Carlos Díaz e Israel Tapias.

 

Por su parte, en féminas, la segunda clasificada fue la campurriana Lucía Ibáñez (01:58:08), que se hizo con el campeonato regional. La también cántabra Inmaculada Pereiro, seis veces vencedora del Triatlón Blanco de Reinosa, obtuvo el tercer puesto.

 

En cuanto a los campeonatos de Asturias y Euskadi, en absoluto femenino, estos fueron para Soraya García y Mónica Carrascosa.

 

Por equipos, el campeonato regional lo consiguió el Campoo-Reinosa.

 

Finalmente y en la especialidad de Duatlón de Invierno, que también se celebró hoy, vencieron Dani Ibarrola Delgado y María Pascual Martinez.

 

Rápida carrera inicial

El XXXII Triatlón Blanco Reinosa-Alto Campoo dio comienzo a las 11.30 horas, tomando la salida situada en la Plaza de España más de un centenar de participantes.

 

Los triatletas debieron hacer frente, a pie, a un recorrido urbano de 6,8 kilómetros que para los deportistas inscritos en el Duatlón de Invierno se redujo a 5.1 kilómetros.

 

Tras una rápida carrera, llegó el momento de coger la bicicleta para salvar la distancia que existe entre Reinosa y la Estación Invernal de Alto Campoo, donde les esperaba un circuito de esquí de fondo de unos de 5 kilómetros.