La Guardia Civil de Cantabria ha procedido en Ramales de la Victoria, a la intervención de un depósito con más de 1.000 litros de gasóleo, que era transportado en un camión. El conductor del vehículo no pudo acreditar la procedencia del combustible, ni tener las autorizaciones y permisos necesarios para  su transporte.

El gasóleo intervenido se encontró en un depósito de grandes dimensiones, de uso habitual para contener agua en los trabajos agrícolas y ganaderos. 

Los hechos tuvieron lugar la tarde del pasado 25 de enero, cuando efectivos de la Guardia Civil de Ramales de la Victoria, en la salida de su población, tenían dispuesto un punto de seguridad ciudadana.

Observaron que se acercaba un camión que infundió sospechas, en un primer lugar, por presentar visualmente unas condiciones no idóneas para la circulación.

Tras identificar al conductor, un varón de 49 años y vecino de Bizkaia, se inspeccionó el camión, comprobando que transportaba un depósito de grandes dimensiones, y que su contenido superaba la marca de los 1.000 litros, resultando ser gasóleo B bonificado, no justificando el conductor del camión su procedencia.

Irregularidades y positivo en THC

Los agentes pudieron comprobar que esta persona carecía de los documentos precisos que pudieran amparar la circulación del gasóleo,  y del permiso para trasladar dicha carga en el camión, por lo que confeccionan diferentes informes-denuncias por estos hechos.

Al observar que el conductor pudiera estar bajo los efectos de algún tipo de sustancia, hasta el lugar se trasladaron componentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo, que tras realizar a dicho hombre la prueba indiciaria de detección de sustancias estupefacientes, dio positivo en THC (cannabis).

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil observaron diferentes irregularidades relacionadas con el reglamento de transportes, circunstancias que igualmente fueron denunciadas.

Por todo lo anterior el gasóleo fue intervenido, continuando las pesquisas para intentar averiguar la procedencia del mismo.