La Guardia Civil de Cantabria ha procedido a instruir diligencias en calidad de investigado, a un hombre de 52 años y vecino del término municipal de Villafufre, como presunto autor de un delitos de amenazas a funcionario público, vertidas sobre una médica de familia del consultorio de San Martín de Villafufre.

La tarde del pasado 17 de enero, el ahora investigado, mantenía una consulta vía telefónica con la mencionada profesional de la salud, en la que al parecer, el paciente pretendía que le dieran el alta laboral y desconfinamiento por enfermedad covid.

La doctora le comunicó que no podía darle aún el alta laboral por presentar todavía síntomas compatibles con la enfermedad.

Ante la respuesta de la profesional médica de familia, comenzó a proferir amenazas contra ella, con insinuaciones de que iría a por ella aunque le costara ir a la cárcel.

Tras lo sucedido, la mencionada médica puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil que comenzó una investigación, localizando en el día de ayer al presunto autor de las amenazas e instruyéndole diligencias en calidad de investigado.

Seguridad en los Centro Médicos

La Guardia Civil viene desarrollando un plan integral de protección a los profesionales de la salud, con actuaciones dirigidas a incrementar la seguridad de los centros médicos y de su personal,  manteniendo canales de comunicación agiles para el intercambio de información, y prestar los auxilios que precisan. 

Durante el pasado año 2021, la Guardia Civil de Cantabria realizó en su ámbito de competencia, más de 800 actuaciones dirigidas a la protección de estos profesionales, la mayor parte de ellas, orientadas a la prevención y vigilancias, dentro de los servicios de seguridad ciudadana.

También se pueden destacar, dentro de las actuaciones anteriores, las cerca de 130 entrevistas o encuentros con personal de los centros de la salud, alrededor de 100 auxilios o colaboraciones con personal sanitario, y la práctica de 13 detenidos o investigados, por hechos en que estos profesionales han sido víctimas de algún hecho delictivo.

Tanto los profesionales que trabajan en los centros médicos como sus usuarios, ante acciones que pongan en peligro el buen funcionamiento y la seguridad de los mismos, pueden comunicarlo a la Guardia Civil a través del teléfono 062.