La Guardia Civil de Cantabria ha procedido a la detención de un  varón de 32 años como presunto autor de robos con fuerza, robo con violencia, hurtos y daños, en establecimientos de Castro Urdiales, hechos ocurridos los pasados días 27 de noviembre y 1 de diciembre.

 

La Guardia Civil de Castro Urdiales comenzó una investigación sobre cinco delitos contra el patrimonio ocurridos el 27 de noviembre, que guardaban ciertas similitudes, y que tras las primeras pesquisas, apuntaban como presunto autor, a un hombre oriundo de la localidad, y que ha sido detenido o investigado en más de 45 ocasiones.

 

En concreto en ese día accedió a un supermercado aprovechando un descuido de los trabajadores, para adentrarse en la línea de cajas y conseguir abrir una de ellas que permanecía cerrada con llave. Tras sustraer el dinero, en su salida del establecimiento hurto varios paquetes de jamón.

 

En un bar de la localidad accedió al mismo y se apoderó de la caja registradora completa, huyendo del lugar con la misma. Previamente, para poder sustraer la caja, causó diferentes daños en la zona donde estaba ubicada 

 

Robo con violencia

El mismo día 27 de noviembre, se apoderó de la chaqueta de otra persona en un establecimiento hostelero de la localidad. 

En los exteriores del mismo, la víctima intentó recuperar la prenda de su propiedad, momento en que el ahora detenido golpeó con un vaso de cristal en la cabeza y rostro del dueño de la prenda.

 

Finalmente en el forcejeó no consiguió llevarse la chaqueta, si bien, la víctima tuvo que ser atendida por los servicios médicos por un corte en la frente, próximo a uno de los ojos, teniendo que recibir puntos de sutura.

 

El día 1 de diciembre, con ayuda de una arqueta, fracturó el cristal de la ventana de un establecimiento hostelero de Castro Urdiales. En dicho lugar, al igual que en anteriores hechos, se apoderó del dinero de la caja registradora. Además, con ayuda de la arqueta reseñada, fracturó las máquinas recreativas del establecimiento para igualmente hacerse con la recaudación.

 

Confirmada la presunta autoría de estos hechos por el sospechoso, los agentes realizaron diferentes pesquisas para su localización, si bien no era encontrado en Castro Urdiales.

 

Esas mismas pesquisas llevó a los guardias civiles a la provincia de Bizkaia, siendo detenido finalmente, la semana pasada, en la calle Buenos Aires de Bilbao.

 

Tras su detención los agentes le instruyeron diligencias como presunto autor de seis delitos contra el patrimonio.