El Ayuntamiento de Reinosa ha encendido hoy el alumbrado navideño que ambientará las calles de la ciudad hasta el 7 de enero.

 

Como en años precedentes, el Servicio Eléctrico Municipal ha sido el encargado de diseñar, confeccionar e instalar una decoración luminosa que presenta una novedad: el techo de luz que cubrirá la calle Mayor y que está integrado por 22.860 bombillas led.

 

Los tradicionales arcos luminosos, que en esta ocasión ascienden a 35, vuelven a extenderse por las principales vías del municipio y los barrios, al igual que lo hacen las 36 banderolas que se han colocado en las farolas.

 

No faltan los arcos de grandes dimensiones con los que el Consistorio felicita las fiestas a reinosanos y visitantes en las 3 entradas a la ciudad, los cubos de colores en la rotonda de la calle Ronda y el árbol de luces de 12 metros que preside la Plaza de España. Una Plaza que ya acoge el Belén de Sombras. El otro Belén, el luminoso, figura suspendido sobre las aguas del río Ebro.

 

Edificios como el Consistorio, el Impluvium, La Casona o el Teatro Principal también han iluminado sus balcones y fachadas.