El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, se ha mostrado hoy “muy contento” por la satisfacción y la respuesta de los vecinos con los trabajos realizados en el río Híjar tras la inversión realizada por el Gobierno de Cantabria, superior a los 2 millones de euros, que aportan “tranquilidad” en momentos de episodios de lluvias fuertes como los vividos estos días. 

En este sentido, el consejero ha puesto en valor la actuación acometida por su departamento ya que se ha visto esta semana, coincidiendo con deshielo en Campoo, que “ha dado garantías de que estaba bien y que estaba funcionando para soportar el volumen de agua”. “El comportamiento del río ha sido fabuloso, con un impacto ambiental mínimo” – ha dicho- “y las intervenciones más duras, como las escolleras, son las mínimas para garantizar la seguridad de los vecinos frente otro tipo de riesgo”, ha remarcado. 

Al margen de esta intervención, realizada de manera “muy ágil” para llegar a tiempo en un periodo de inundaciones, José Luis Gochicoa ha expresado el compromiso del Gobierno de Cantabria por seguir trabajando en la comarca para ser “más garantistas” durante los próximos años y, para ello, se realizará una segunda fase que venga a completar los trabajos en la zona, en los puntos prioritarios. 

Durante la visita a la zona, entre otras autoridades, también ha estado presentes la directora general de Obras Hidráulicas y Puertos, Sandra Garcia Montes y el alcalde de Reinosa, Jose Miguel Diez Barrio, que ha agradecido “la prontitud de la obra, fruto de muchas conversaciones y puestas en común entre todas las administraciones con el objetivo de garantizar tranquilidad a los vecinos”. 

Para el alcalde, el compromiso de colaboración ha sido “desde el primer momento” y “hemos tenido a la persona adecuada porque sabía lo que se hacía”, ha incidido.

Primera fase

Esta primera intervención ha permitido ampliar el cauce del Híjar en unos 10 metros de anchura, a lo largo de la práctica totalidad del trazado, además de actuar en la zona de los puentes, concretamente en aquellas zonas que estaban cegadas, así como mejorar la confluencia de los ríos Híjar y Ebro.

Con esta obra se ha extraído el máximo volumen posible de terreno que rondará los 80.000 m3 principalmente en las zonas laterales, especialmente en la margen derecha, conclusión a la que se ha llegado tras la realización de diversos estudios por diferentes instituciones, así como varias catas para comprobar el estado del terreno.

Se trata de una actuación complementaria con la ya iniciada por la Confederación, aguas arriba, de ampliación del espacio fluvial en una zona periurbana en la Hermandad de Campoo de Suso que recupera un espacio para el río, disminuye los caudales máximos y reduce su energía.

Otras actuaciones 

Además, el Gobierno de Cantabria ejecutará la segunda fase de las obras a lo largo del próximo año, por cuestiones administrativas, e incluye la ampliación de anchura del puente nuevo, el vano libre y la margen más próxima en uno de los puntos considerado más limitante. Esta fase cuenta con un presupuesto similar al de las obras acometidas ya en la zona. 

Todos estos trabajos recogen medidas basadas en la naturaleza, como la plantación de especies arbustivas e hidrosiembra para reducir la erosión en taludes, y cumplen el objetivo de mejorar el estado ecológico y ambiental del cauce.