Galletas Gullón reinventa su gama sin
azúcares con el objetivo de democratizar el consumo de este segmento de galletas. La
compañía ha actualizado con el nombre de ZERO toda su cartera de productos Diet
Nature sin azúcares respondiendo a la creciente preocupación de los consumidores por
la ingesta de azúcar.
Con la premisa de no prescindir del placer, garantizar el máximo sabor y normalizar el
consumo de estos productos, la compañía ofrece más de 20 tipos diferentes de galletas
sin azúcares, la mayor oferta del mercado, entre las que se encuentran las variedades
Dorada, María, Digestive, Avena, Sandwich, Choco Tablet, Twins o Barquillos entre
otras. De esta forma, Galletas Gullón hace una decisiva apuesta y afianza su liderazgo
en el segmento ‘sin azúcar’ con más del 60% de la cuota de mercado.
La gama ZERO reinventa también el envasado de sus productos incluyendo el sistema
de etiquetado Nutri-Score y enmarca la mayoría de las referencias en las letras A y B,
con mejor perfil nutricional. De hecho, en 2020 la Organización de Consumidores y
Usuarios (OCU) ya ponía en el primer lugar de su ranking independiente de galletas￾salud las Desayuno y en tercer y quinto puesto las variedades Digestive y María
respectivamente. Además, incluye en todas las variedades la certificación europea V￾Label que garantiza que todos los ingredientes provienen de origen vegetal.
Galletas Gullón posee una experiencia de más de 30 años en el campo de las galletas
sin azúcares que refuerza con este relanzamiento de la gama. La galletera reafirma de
esta forma su apuesta por la inversión en innovación e I+D+i al que dedica el 2% de su
facturación y suma un nuevo hito histórico tras la introducción de la primera galleta
integral del mercado español hace más de 40 años (1979) y elaborada con aceites
vegetales en 1986.
“Somos la vanguardia del mercado de las galletas sin azúcares gracias a nuestra
continua inversión en innovación y a una apuesta por este segmento que se remonta a
principios del milenio. La reinvención de la gama ZERO, que incluye un cambio de
denominación y de packaging, responde a las reivindicaciones de unos consumidores

cada día más exigentes con su alimentación y su salud”, explica José Luis Jiménez,
director de Marketing de Galletas Gullón.
Compromiso con el envasado sostenible
Dentro del planteamiento estratégico empresarial alineado con los Objetivos de
Desarrollo Sostenible de la ONU, los envases de la gama ZERO cuentan con la
certificación FSC (Forest Stewardship Council) que asegura que los materiales usados
proceden bosques gestionados de forma responsable y de materiales reciclados. Este
certificado garantiza al consumidor que los materiales usados en el envasado proceden
de montes con aprovechados de manera racional y la procedencia del papel reciclado.
Según el Plan Director de Negocio Responsable de la compañía, Galletas Gullón
contribuye al cumplimiento de 11 de los 17 ODS, específicamente con este
relanzamiento a: ODS 3 Salud y Bienestar, ODS 9 Industria, Innovación e Infraestructura
ODS 12 Producción y Consumo Responsables y ODS 15 Vida de Ecosistemas
Terrestres.
“En Galletas Gullón concebimos el negocio desde un punto de vista de la sostenibilidad
y por ello trabajamos con un plan que garantiza el cumplimiento de los Objetivos de
Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”, asegura, Jiménez.
Puede encontrar más información de la gama ZERO aquí: https://gullon.es/gullon-zero/
Sobre Galletas Gullón
Galletas Gullón es uno de los principales fabricantes de galletas de Europa. Fundada en 1892
es la única empresa galletera familiar centenaria que se mantiene en el sector. Su constante
esfuerzo innovador le ha llevado a situarse como la primera empresa del sector en España y
liderar la categoría de ‘galleta-salud’. Su compromiso por la calidad y seguridad alimentaria y la
innovación ha motivado que el volumen de ventas haya experimentado un crecimiento medio del
10% en los últimos 15 años. Sus modernas fábricas Gullón II y VIDA, entre las más grandes e
industrializadas de Europa, producen galletas que se exportan a más de 125 países de todo el
mundo. La facturación de Gullón en 2020 superó los 400 millones de euros y actualmente el
grupo cuenta con más de 1.600 trabajadores.