La Guardia Civil de Cantabria en una operación contra el robo en interior de vehículos estacionados en zonas de playas de esta Comunidad Autónoma, ha procedido a la detención de cuatro personas de Europa del Este, como presuntos autores de al menos 10 robos con fuerza, de los cuales 9 son en interior de vehículos.
Los detenidos, dos hombres y dos mujeres, aportaron documentaciones personales de dudosa procedencia, los cuales son remitidos al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para su estudio ante una posible falsificación documental.
No obstante, y de las investigaciones realizadas por el momento, a tres de ellos les constan antecedentes por hechos delictivos similares en diferentes lugares de la geografía nacional. Igualmente, a uno le constan tres órdenes de detención por juzgados de Murcia y Salamanca.
Desde finales de febrero se estaban recibiendo denuncias por robos en interior de vehículos estacionados en aparcamientos de playas en diferentes puntos del litoral Cántabro.
Los robos se cometían tras forzar el bombín de la cerradura o mediante rotura de alguno de los cristales del vehículo.
De las investigaciones sobre estos hechos, se obtuvieron informaciones que apuntaban a que los autores podían desplazarse en una furgoneta con matrícula francesa.
Localizada en Liendo
Dentro de los servicios preventivos y de investigación en relación con estos robos, el pasado martes los agentes observaron una furgoneta de características similares en la zona de la Playa de San Juan en Liendo, abandonando el lugar.
Desde ese momento se dispuso uno operativo para interceptar la furgoneta, al tiempo que se comprobaba los vehículos estacionados en la citada playa, hallando uno sobre el que se había perpetrado un robo.
La furgoneta fue interceptada en la Autovía A-8, en la salida de Cicero-Treto. El vehículo estaba ocupado por dos hombres y dos mujeres, y al no dar confianza suficiente la documentación que presentaban, fueron trasladados a las dependencias de la Guardia Civil de Laredo.
Furgoneta robada
En la inspección realizada sobre el vehículo, se pudo determinar, que el número de bastidor había sido manipulado, habiendo realizando un trabajo de superposición de otro bastidor correspondiente a un vehículo de las mismas características.
Asimismo, las placas de matrícula francesa que portaba el vehículo, no eran las que le correspondían a esa furgoneta.
Con toda esa información se constató que la furgoneta había sido robada en septiembre del pasado año en la provincia de Alicante. Esto suponía dos presuntos delitos nuevos, uno por la sustracción del vehículo y otro por falsedad documental.
Además en la furgoneta se encontraron otras placas de matrícula de Alemania, que están siendo analizadas.
Nueve robos en playas
Continuadas las pesquisas, así como del resultado del registro realizado en el interior de la furgoneta, se ha podido determinar que los detenidos son los presuntos autores de al menos nueve robos en interior de vehículos.
Estos vehículos se encontraban estacionados en aparcamientos de playas de las zonas de San Vicente de la Barquera, Santoña, Galizano, Islares y Castro Urdiales, principalmente.
En la furgoneta se encontraron diferentes herramientas susceptibles de ser utilizadas en los citados robos y ocultos en el interior de una almohada una cartera con dinero.
También se halló, entre otros efectos, un dron, una videoconsola y juegos, no acreditando su legal procedencia, por lo que se investiga si son fruto de algún otro robo.
Por otro lado, se ha podido esclarecer un robo con fuerza en una maquina instalada en una gasolinera de Cantabria.
Los detenidos pasarán en el día de hoy a disposición del Juzgado de Guardia de Laredo. Esta investigación fue desarrollada por efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Laredo, y por el Grupo de Investigación y Análisis (GIAT) del Sector de Tráfico de Cantabria.