Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, han procedido a la detención de un hombre de 47 años, natural de Rumanía, como presunto autor de los delitos de conducción temeraria, conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, así como, por la negativa a someterse a las pruebas de detección de drogas o alcohol en el organismo.

Sobre las 14,30 horas del domingo 14 de febrero, el 112-Cantabria, alertó a la Guardia Civil de la presencia de un camión que circulaba de forma irregular por la carretera CA-426, dirección a Mortera de Hoz-Hoz de Anero.

Según varios testigos, un camión articulado circulaba a velocidad elevada, invadiendo el sentido contrario al estipulado, colisionando con un turismo que se encontraba debidamente estacionado, al que arrastró unos ciento veinte metros, continuando la marcha sin cerciorarse de que pudiera haber alguna persona herida.

Varios conductores que circulaban por el carril opuesto se vieron obligados a esquivarlo. Al final el camión se detuvo, abandonando el conductor la cabina y cayéndose al suelo.

Hasta el lugar se desplazó el Equipo de Atestados de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, observando los agentes claros síntomas en el conductor de influencia de bebidas alcohólicas, negándose a realizar las preceptivas pruebas de alcoholemia, cayéndose al suelo, tirando las boquillas y realizando soplidos incompletos.

El camión con el que circulaba el reseñado, venía cargado desde Irlanda, con destino a Heras.

Ante los citados hechos, los agentes procedieron a la detención del reseñado, el cual fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Santoña.