La Guardia Civil de Cantabria procedió en la tarde de ayer, a la destrucción de forma controlada, de una bomba de aviación de la pasada Guerra Civil, que contaba con todo su potencial destructivo intacto, conteniendo unos 17 kilos de sustancia explosiva en su interior.
En la mañana de ayer, se recibió aviso en el Puesto de la Guardia Civil de Vega de Pas, en el que se comunicaba que trabajadores del Ayuntamiento de San Pedro del Romeral, habían localizado en zona de monte del Puerto de la Marianela, lo que podía ser un artefacto explosivo antiguo.
Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, verificando que se encontraba semienterrada una bomba de aviación, dando aviso a los TEDAX (técnicos en desactivación de explosivos) de este Cuerpo, y permaneciendo en el lugar en su custodia.
Bomba conocida como “negrilla”
A la llegada de los TEDAX de la Guardia Civil, comprobaron que se trataba de una bomba explosiva utilizada por la aviación en la pasada Guerra Civil, comúnmente conocida como “negrilla”.
Esta bomba, de fabricación alemana, tiene un peso que supera los 50 kilos. Su manipulación es peligrosa al tener la carga activa, con casi 17 kilos de sustancia explosiva, por lo que los TEDAX no consideraron factible desenterrarla, decidiendo su destrucción en ese mismo lugar.
Tras preparar la voladura de forma controlada la explosionaron, creándose en el terreno un cráter de unos 6 metros de diámetro, lo que hace ver la peligrosidad de la misma.
Desde la Guardia Civil se recuerda, que cualquier artefacto, independiente del estado exterior que presente, es potencialmente peligroso, y una manipulación errónea puede causar consecuencias fatales.
Ante cualquier hallazgo de este tipo de artefactos hay que cumplir las máximas de NO TOCAR Y AVISAR de manera inmediata a la Guardia Civil, al teléfono 062 de atención permanente las 24 horas del día.