La Guardia Civil de Cantabria ha procedido a la detención de un varón de 24 años, natural de Colombia y vecino de Colindres (Cantabria), como presunto autor de los delitos de atentado a los agentes de la Autoridad, resistencia, desobediencia y daños, todo ello para evitar ser interceptado por el incumplimiento del confinamiento perimetral y la restricción de movimiento en horario nocturno.
Sobre las 2 de la madrugada del pasado domingo, la Guardia Civil tenía montado un dispositivo operativo en una rotonda de salida de Laredo y limítrofe con Colindres, con el fin de comprobar y hacer cumplir las limitaciones actuales que tienen ambas poblaciones, debido a la actual pandemia por el Covid 19.
En ese operativo se vio a un vehículo que pretendía abandonar Laredo, realizando uno de los agentes señales de alto a su conductor. Se pretendía comprobar si estaba justificada su presencia en la vía pública en ese horario, queriendo salir de una población que actualmente tiene restringidas sus entradas y salidas.
El conductor al observar la presencia de la Guardia Civil, hizo caso omiso a las señales de los agentes, continuando en dirección a Colindres.
Intento de atropello a un agente
Las patrullas de la Guardia Civil intervinientes en el dispositivo cortaron la circulación del vehículo, momento en que dos de los guardias civiles se acercaron para identificarle. Acto seguido, el conductor realizó una maniobra evasiva de fuga, en la que casi atropella a uno de los agentes, teniendo que apartarse apresuradamente para evitar ser arrollado.
Las patrullas continuaron tras el citado conductor en Colindres, siendo alcanzado en la misma localidad, en las proximidades de su domicilio, momento en que detuvo el vehículo, si bien se negaba a salir.
Los agentes tuvieron que abrir la puerta y sacarle del mismo, reaccionando el citado hombre de forma violenta, teniendo que ser reducido para proceder a su detención.
En el traslado a las dependencias de la Guardia Civil de Laredo, mantuvo la actitud violenta, dando continuas patadas en el interior del vehículo patrulla, causándole diferentes daños, entre ellos, la rotura del cristal de una de las puertas traseras, desencajando la misma.
Durante la intervención, resultó herido leve uno de los agentes actuantes. El detenido fue puesto en el día de ayer a disposición judicial.
Casi 40 denuncias en Castro Urdiales
El pasado fin de semana, la Guardia Civil desplegó un operativo en Castro Urdiales, en detección de acciones que favorezcan la propagación del Covid 19. La jornada del sábado, se intervino de forma conjunta con la Policía Local del municipio.
El operativo se desplegó en la zona de ocio, principalmente en las calles Artiñano, Belén y La Rua. Fruto de estas actuaciones los agentes han formulado 39 denuncias.
De estas, destacan 7 realizadas sobre establecimientos hosteleros por contravenir las normas de distancia de seguridad, aforo, consumir sin estar sentado, o fumar en la terraza. Además una persona que estaba fumando se la denunció por consumo de sustancias estupefacientes.
Otras 8 denuncias fueron a personas que estaban consumiendo en el interior de un establecimiento, denunciando igualmente a la persona que estaba al frente del local por permitirlo.
7 denuncias se formularon por contravenir el número de personas que pueden reunirse, y otras 7 por no cumplir la restricción de movimientos en horario nocturno.
El resto se formularon por saltarse el confinamiento perimetral autonómico, no hacer uso de la mascarilla, falta de respeto o desobediencia a los agentes de la autoridad.