La noche ha sido gélida en Reinosa una jornada más y si la noche de Reyes pareció fría, con menos nueve grados, esta madrugada lo ha sido mucho más, llegando a menos quince grados.

A esta hora de la mañana, (11h), el termómetro anota once grados negativos y no se espera que la temperatura suba a grados positivos en toda la jornada.

Reinosa estará de nuevo, mañana viernes, en aviso amarillo por bajas temperaturas. El sábado la AEMET activará el aviso amarillo por nevadas.